lunes, 25 de julio de 2016

¡Buen camino, Peregrino!


¡Buen camino, Peregrino!





"Estás tan obcecado en llegar hasta tu espada que olvidaste lo más importante: es necesario caminar hasta ella. [...] Cuando se viaja en pos de un objetivo, es muy importante prestar atención al Camino. El Camino es el que nos enseña la mejor forma de llegar y nos enriquece mientras lo estamos cruzando."

El Peregrino de Compostela, Paulo Coelho










jueves, 21 de julio de 2016

Vacaciones en Irlanda - microrrelato




Vacaciones en Irlanda - microrrelato



Leopold Bloom, me enseñaría la ciudad, ¡cuántas cosas pueden pasar en un solo día!

Aún me envuelve el olor a musgo que cubría las lapidas de los cementerios, se me eriza la piel al recordar aquel baño en el río y escucho el masticar de la ovejas de Donegal. Recuerdo con detalle las leyendas que me contaba William Butler y sin duda, besar aquella piedra me otorgó el don de la elocuencia.

Cansada de esperar a Godot,  volví a casa. Fueron, los días felices en Irlanda.




lunes, 20 de junio de 2016

Más se perdió en Filipinas


Más se perdió en Filipinas



"Cada vez que pasó por Manila sucumbo a la tentación un poco masoquista de visitar el museo Rizal en Intramuros.
Allí en la vieja ciudad amurallada - en lo que queda de ella en realidad - se respira una paz que el viajero no encuentra en la esquizofrénica Manila .Ese masoquismo esa autoflagelación son también tentación es muy Filipinas.

Ellos sufren porque les matamos a su caudillo Rizal y nosotros nos torturamos porque un capitán general sin escrúpulos, recién llegado mal aconsejado y equivocado de medio a medio envío ante el pelotón de fusilamiento a un hombre bueno. Es una carga de la que nunca podremos librarnos.

El general Polavieja convirtió en martir a Rizal sus estatuas, retratos monumentos pueden verse hoy en los más perdidos rincones de las islas. La Iglesia, la Sallera y la estatua de Rizal. Era otra España, acosada en Manila, frailuna, asustada, temerosa de la insurrección en las colonias y, lo que es peor en la metrópoli; sacudida por carlistas, cantonalistas anarquistas, curas trabucaires, revolucionario de toda laya.

Por su parte Rizal pedía bien poco. Era un patriota hispano-filipino basta leer su Último adiós, esculpido en bronce en el monumento de Luneta, que se encuentra a pocos metros de donde fue fusilado.



"La revolución filipina (escribió León María Guerrero) nació en España, viejo campo de batalla por las mismas ideas"

El paseo, uno más por el Museo de Rizal, refresca la memoria sobre lo que ocurrió en 1896 con aquel hombre de aspecto severo, polemista, que vestía de negro curaba a pobres y ricos escribía novelas anticlericales un Homo Universalis de los trópicos.

Cruzas Manila. Huela a neumático y a gasolina mal quemada, a desperdicios. 
Los turistas japoneses se protegen la boca con sus pañuelos porque aquí se masca la contaminación, mezclada con la humedad. Los golfistas madrugan para darle a la bolita junto a las fortificaciones españolas. También las beatas madrugan para tomar posiciones en la Catedral.




Fragmento del Prólogo de Manuel Leguineche para "Noli Me Tangere" de José Rizal



jueves, 16 de junio de 2016

Bloomsday , el día de James Joyce


Bloomsday , el día de James Joyce



Cada 16 de junio se celebra en Dublin el Bloomsday, en honor a Leopold Bloom el célebre personaje de la novela Ulises de James Joyce, que transcurre durante ese día en la capital Irlandesa.



Ese día de junio cada año, los seguidores de Joyce se visten de época y recrean los pasos de Bloom. Desayunan, comen y cenan lo mismo que los personajes de la novela y siguen sus pasos por toda la ciudad, recorriendo los escenarios de la novela, conocida como La Ruta De James Joyce. 
Los restaurantes de la ciudad participan ofreciendo menús "de novela Ulises" en los que todo el mundo va vestido de época.

El 16 de Junio es un día muy importante en Dublín, la ciudad se engalana para recrear su novela más famosa. El Centro James Joyce realiza actividades durante toda la semana, lecturas, conferencias, recreaciones históricas... acuden a la ciudad desde todas las partes del mundo seguidores de Joyce, Dublín se traslada a la época eduardiana.

Foto: icot.ie


El Bloomsday se viene celebrando en Dublin desde 1954 y desde hace bastantes años también en otras partes del mundo y es un homenaje a uno de los escritores irlandeses más importantes y a la novela Ulises, más que una novela, una obra de culto.

Foto: James Joyce Centre




domingo, 1 de mayo de 2016

Visitar Chernobyl 30 años después de la tragedia


Visitar Chernobyl 30 años después de la tragedia



Se han cumplido 30 años de la mayor catástrofe nuclear de la historia. El 26 de abril de 1986 y tras un ensayo nuclear con una cadena de sucesivos errores, se produjo el accidente de Chernobyl, el reactor número 4 de la planta nuclear explotó liberando a la atmósfera una cantidad de energía nuclear cientos de veces superior a la bomba de Hiroshima. A la 1:23 de la madrugada se hizo de día en Prypiat. Convirtiéndose en la tragedia humana y ecológica más grande de todos los tiempos.



Foto: Diana Markosian 


Durante los días posteriores a la explosión las poblaciones cercanas fueron evacuadas, casi 100 mil personas se fueron de sus casas para no volver jamas.
Quedando en la central únicamente bomberos y liquidadores, que murieron en los días y semanas posteriores como consecuencia de la radiación. Las autoridades soviéticas evacuaron la zona pero no dijeron nada para que no cundiera el pánico entre la población, tampoco se quiso suspender el desfile del 1 de mayo en Kiev, cosa que resultó fatal para la salud de muchas personas. El secretismo era total.




Las primeras señales de alarma saltaron en una central nuclear de Suecia donde un día después del accidente se encontraron partículas radiactivas en las botas de varios trabajadores. Los investigadores suecos después de determinar que no había ninguna fuga en sus centrales, estudiaron los vientos y corriente y dedujeron que provenían del Este.


La radiación no sólo se extendió por Ucrania, la nube tóxica afecto mucho a Bielorrusia y Rusia, llegando a Suecia, Finlandia y al resto de Europa, incluso a Irlanda, llegando a dar la vuelta al mundo.

 


En la actualidad aún viven cinco millones de personas en áreas contaminadas, la pobreza en Ucrania y la falta de recursos han hecho volver a la zona a muchas personas consumiendo alimentos, plantas y leche que proviene de animales que comen pastos contaminados lo que puede provocar cáncer y otras enfermedades, no solo en las generaciones actuales, también en las generaciones futuras.


El gobierno de Ucrania se encargaba de proporcionar alimentos y especialmente leche para los niños, traídos de otras zonas de Ucrania, la crisis y guerra en el país, han agudizado su mala situación económica y es mucha la gente que ha preferido tomar alimentos contaminados a morir de hambre.





Ucrania tiene prohibido exportar animales de caza, ya que no existe un control sobre los animales salvajes y han llegado a Alemania y a Austria jabalís con un indice radiactivo superior al normal.


Prypriat era la ciudad soviética modelo, con grandes bloques de viviendas, colegios y parques, desde hace 30 años en una ciudad fantasma, donde el tiempo se paró aquel 26 de abril y ahora se ve alterado por los animales salvajes que la han vuelto a habitar y por algunas excursiones para visitar la zona.






Hay varias empresas que se dedican a hacer estas visitas de un día a la zona de exclusión de Chernobil, las hay incluso de 2 días! El último año llegaron a visitarlo más de 18.000 personas.

Nuestro amigo y colaborador para este post, Michał Wieremiejczyk, hizo la excursión desde Kiev con Chernobil-Tour y fue para él una experiencia realmente impactante y única. 






Los requisitos para realizar la visita a Chernobil es que seas mayor de edad y no te salgas de la ruta marcada por el guía. Te proporcionan un medidor Geiger para que puedas ver en todo momento si estas bajo los niveles de peligro. Aunque no olvidemos que la radiación es invisible y puede ocurrir una contaminación externa, contacto o roce con un material contaminado, e interna, que se trague o se respire algún elemento. Por ello está prohibido tocar ningún objeto o planta durante el recorrido y se deja muy poco tiempo para hacer fotografías en los espacios cerrados como la escuela de primaria.


 

hasta 0'25 es lo recomendable


Michał nos contaba que hay que ir a Chernobyl antes de que pasen más años y vayan más visitantes, porque muchos de estos están llevándose objetos abandonados como hojas y libros del colegio abandonado... ¿¡¡Personas llevándose material radiactivo a su casa!!? 

Una cosa es hacer la visita, que aunque aparentemente no sea peligrosa, no olvidemos que hay material radiactivo para un mínimo de 600 años a un máximo de 24.000. Y otra cosa es llevarse la radiactividad a casa! 

De hecho, no todos los tours lo dicen, pero es recomendable que te deshagas de la ropa con la que has hecho la visita, por si durante el trayecto o al entrar a algún lugar te ha rozado algo que se haya podido impregnar las prendas o hubiera un cambio de viento.

 


Visitar o no Chernobyl es una decisión muy personal, yo no se si lo haría, a día de hoy probablemente no. 

Seguro que los más valientes, como nuestro amigo Michal, disfrutáis de una experiencia diferente y única, una absoluta ciudad fantasma, congelada en el tiempo. 
Seáis más o menos valientes, no podemos olvidar que el reactor sigue emitiendo radiaciones y se está construyendo un nuevo sarcófago, ya que el otro estaba dañado y llegó incluso a desprenderse un trozo por acumulación de nieve. Estamos ante el mayor accidente nuclear de la historia y un veneno invisible sigue cubriendo parte de la zona. 
El turismo responsable y la salud son lo más importante.



Al fondo, construcción del nuevo sarcófago para el reactor 4


Aquí os dejamos otros links de empresas que organizan tours a Chernobil.

-Chernobyl Welcome - tours a Chernobil en castellano 
-Solo East Travel - Organizan visitas a Chernobil desde Londres, Bruselas o Berlín entre otros sitios, con enlace en Kiev.




Os dejamos el documental de Iker Jimenez sobre el accidente de Chernobil, "La Noche del Fin del Mundo"







Y vosotros ¿visitaríais Chernobyl?




miércoles, 20 de abril de 2016

Como viajar a Maldivas prácticamente gratis

Viajar a Maldivas prácticamente gratis


En enero de 2016 volvíamos a Maldivas por segunda vez.
¿Otra vez?? ¡Siiiiii!!
Todo aquel que visita Maldivas, sabe que está en el Paraíso, así que si surge la oportunidad de volver, el bikini a la maleta y allá vamos!




Hace unos años pensaba que Maldivas estaba solo al alcance de unos pocos, hoteles de super lujo y playas de ensueño solo aptas para grandes economías. Pero desde el año 2010 el gobierno permite que los locales regenten sus propios hoteles, lo que está revitalizando la economía de las islas habitadas y poniendo Maldivas al alcance de más bolsillos.

Y no solo puede ser un viaje al alcance de todas las economías, si no que puede salirte baratísimo.


A tener en cuenta

Vuelos
Salen vuelos a Maldivas prácticamente todos los días desde Londres (Gatwick - Male) de British Airways y con una excelente conexión desde Madrid. Es posible encontrar vuelos a muy buen precio en temporada alta (de noviembre a abril)
Puedes comprar todo el trayecto desde la web de Iberia.
Nosotros volamos por ¡¡¡270€!!!  (Madrid -Londres, Londres-Male y vuelta)
¡¡¡REGALADO!!!





Hoteles
No queríamos ir a un resort, buscábamos una isla local, lo suficientemente alejada de la capital como para no tener demasiado turismo y con ferry directo desde Male. Nada de hidroaviones
El placer de viajar a un lugar maravilloso por muy poco dinero, es doble.
Ello requiere un gran trabajo de investigación y estudio de las islas.

Puedes reservar los hoteles al mejor precio, aquí



Transporte
A la hora de elegir una isla hay que tener en cuenta los horarios de ferris o lanchas rápidas. Si nos alejamos lo suficiente de Male como para no ir a una isla con muchos hoteles (vease Maafushi,  cuyos hoteles son de mucha calidad), nos encontraremos con que probablemente no haya ferris desde o a la capital todos los días (los viernes no hay a ningún lugar) y tampoco excesivamente lejos como para tener que coger un hidroavión.

Maldivas es un país complicado en este aspecto ya que tiene más de 2000 islas y es muy alargado, lo que hace difícil el transporte y la conexión.
No recomiendo ir sin prepararlo ni estudiarlo antes, puede que tengáis que hacer varias noches en la capital o la isla del aeropuerto y perder con ello días de viaje.

Donde alojarse en Maldivas - aquí


Religión y cultura
La gente en Maldivas es encantadora y el nivel de inglés muy bueno, así que ningún problema para manejarse por libre.
Hay que tener en cuenta Maldivas es un país musulmán y en las islas locales no se vende ni se sirve alcohol y solo se permite ir en bikini en las zonas de la playa habilitadas.
Ninguna de las dos cosas era un problema para nosotros. El sol es tan fuerte desde primera hora de la mañana que agradecer ir con camisetas de protección solar.

Ya os hablamos hace tiempo de las cosas a tener en cuenta - aquí





Comida
La comida local es deliciosa y barata! 
Noodles servidos con forma redondeada y con huevo frito encima, con bebida y postre por unos 4€ 





Después de haber estado en hotelazos en Filipinas, Tailandia y algún que otro destino idílico de playa, siguen estando en el número 1 las islas locales de Maldivas.


¡Viajar al paraíso prácticamente gratis es posible!







lunes, 18 de abril de 2016

Viaje gastronómico


Un viaje gastronómico... 



Sacó las almendras y las puso en un plato, su textura y color eran el mármol blanco suave y frio de sus paredes. Desnudó la cebolla, dejando al descubierto la grandiosa cúpula que la preside, la puso en la tabla y comenzó a cortarla. Las lágrimas caían por su rostro, como las de Sha Jahan al perderla.

La mantequilla se fundía en la cazuela, como lo hacía el oro de sus ornamentos robados por los saqueadores; rehogó la cebolla hasta que quedó transparente, incorporó el arroz y agregó el caldo, añadió una cucharadita de curry en polvo, para desinflamar el dolor del alma; y catorce pasas, aquel número fatídico que le causó la muerte. Lo coció a fuego medio, hasta que quedó seco y esponjoso y le añadió las lágrimas de mármol blanco. Allí estaba, en un plato de loza, el mausoleo de Mumtaz Mahal.


Nos hemos reunido aquí, en esta Iglesia los familiares y amigos de Bartolomé para ofrecerle una despedida cristiana.


Cogió aquella sartén grande y redonda como el Maracaná, regó el césped del estadio con dos cucharadas de aceite; saltó al campo el Flamingo, de rojo, y pocos segundos después el Vasco da Gama, con sus líneas blancas en la camiseta. Los trozos de chorizo y costillas de cerdo se cocinaban con la ayuda del árbitro, aquella cuchara de madera.

Se dispuso a trocear el pimiento morrón, cuyo color invade la bandera nacional, los tomates temblaban como los cuerpos en carnaval, de poco les sirvió, corrieron la misma suerte que el primero, los agregó a la sartén junto a la cebolla picada, rehogó durante unos minutos y añadió el arroz; el publico invadió el césped del estadio una vez finalizado el partido. Ahora sólo faltaba esperar a que se consumiera el agua.
El arroz de Carreteiro ya estaba listo.


 Te damos gracias Señor, por esta persona que nos fue tan querida y hoy nos ha sido arrancada de nuestras vidas, dijo el párroco a modo de formulario.


Se puso sus mejores galas, aquella noche era especial, sacó la sartén para las grandes ocasiones, era su primera ópera. Cortó las cebolletas y los ajos en pequeños trozos y los puso a freír, abrió la botella de Marsala blanco y vertió un poco al sofrito, añadió el arroz con unas hebras de azafrán y dejó que se hiciera al son de "Come notte a sol fulgente" y poco a poco fue añadiendo el agua. Nabucco entró con la espada en la mano; sólo faltaban el parmesano y la mantequilla, lo removió todo, sirvió el plato a la mesa, la Scala al completo se puso en pie aplaudiendo con todas sus fuerzas, por alguna razón el Risotto a la Milanesa era uno de los platos favoritos de Giuseppe Verdi.


La hermana de Bartolomé se enjugó las lágrimas, se levantó, subió al altar, se acercó al púlpito, y comenzó la Lectura. Hacía tiempo que no había tenido contacto con su hermano, ella vivía fuera y él nunca había ido a visitarla, se sentía como una extraña en aquel lugar.


Llenó medio vaso de aceite, aquel Nilo dorado corría por la sartén, sofrió el arroz, lo sacó y lo escurrió, dejando libre el río de aceite para los hígados y las mollejas de ave, retirándolas más tarde y pasando a dorarse en su lugar las pasas, almendras y piñones, que tanto gustaban al joven faraón. El dios Bennu con sus plumas de oro estaba presente en todo el proceso, protegía a los difuntos y les aseguraba una reencarnación en el más allá. Su caldo ya hervía, los granos de arroz caían en él cual cascada, comenzó a remar por sus aguas con la cuchara de madera. El río se estaba secando, el arroz ya había consumido todo el caldo, el material para construir la gran pirámide estaba listo, lo dispuso en la meseta de Giza y como colofón a tal maravilla, lo cubrió con las mollejas y los frutos secos.


Llegó el turno del Salmo, todos los presentes lo repetían sin escuchar siquiera sus propias palabras, que la caja de madera de nuez estuviera abierta, con la presencia de aquel cuasi ermitaño, les imponía.



El pollo se estaba dorando mientras la voz melancólica de Amália Rodrigues salía de aquel viejo tocadiscos, añadió sal; una pizca de ruta de las especias: pimienta, clavos y laurel, aquello representaba el poco honor que le quedaba, parecía que estar sólo era su destino. Lo regó con vino y lo coció a fuego lento, dio un sorbo a su copa de Oporto, aquel fado que tanto le recordaba a ella seguía sonando. Mientras, en la sartén se sofreían la cebolla y el ajo, junto con el pimiento y el tomate, suerte que aun corría aquel color por sus venas, incorporó el pollo al sofrito bajo la atenta mirada del Gallo de Barcelos, esta vez no cantó, no era inocente; agregó el arroz, lo puso en un recipiente, lo tapó y lo metió en el horno, aquél era el arroz de Cabidela más doloroso que había cocinado jamás.


El cura, después de leídas las lecturas y el Evangelio quiso dedicar unas palabras al difunto allí presente, al que tampoco conocía demasiado, ya que corría el rumor por el pueblo de que era un hombre solitario, casi un ogro y pocos eran los que lo veían salir de casa. Y procedió a bendecir el pan...


Toda la mesa de la cocina estaba llena de harina, le encantaba pasar la mano por aquella textura suave y fina, le relajaba, le parecía un milagro que aquella masa densa pudiera llegar a convertirse en una esponja blanca, el aroma que desprendía el pan llegaba a todos las rincones de la casa. Era un momento de comunión con la naturaleza, con aquellos campos de trigo heredados de sus padres.


...y el vino.

Aquel rojo rubí profundo, como el vestido que ella llevaba el día que se conocieron, su aroma a frutos maduros con pequeñas notas de tabaco, que tanto le gustaba fumar, café, como los granos que molía cada mañana y chocolate, puro placer. Una sola copa de Don Melchor de 1999 le recordaba tanto a ella, que sabía que tras beber un sólo sorbo ella lo invadiría todo otra vez.


El párroco procedió a rociar a Bartolomé y a los allí presentes con agua bendita, rogó a Dios que acogiera a aquel hombre en su Reino, pidió a todos que rezaran por aquel difunto que había carecido de todo contacto humano, que no conocía más mundo que su casa, ni más patria que el cerro donde estaba enclavada, tras lo cual cerró la caja, abrió las puertas de la iglesia y una suave lengua de viento otoñal entró en el templo y susurró a los presentes: "Eso creéis vosotros…"